Republic Of Opportunities

Morgan Doyle_

“ECUADOR ES UN PAÍS CON POTENCIALIDAD PARA ATRAER INVERSIÓN EXTRANJERA”:

MORGAN DOYLE, REPRESENTANTE DEL BID EN ECUADOR

doyle_02

Morgan Doyle es máster en Desarrollo Internacional por la Universidad Brown de Estados Unidos. Su gestión en el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, inició en 2000 como Especialista de Operaciones en el Departamento Regional de Operaciones 2, donde también se desempeñó como Especialista Multisectorial. Posteriormente, fue designado Especialista Sectorial Senior en temas financieros y Asesor Sectorial Senior en la Vicepresidencia de Sectores y Conocimiento. Desde mayo de 2013, es el representante del Banco Interamericano de Desarrollo en Ecuador.

¿Cómo mira el Banco Interamericano de Desarrollo los avances alcanzados por Ecuador en la última década?

En la última década Ecuador logró consolidarse como un país de renta media alta, que ha hecho una serie de avances importantes en temas sociales. La pobreza cayó de una forma loable, casi 15 puntos porcentuales. Eso es algo pocas veces visto en un periodo tan corto y, a la vez, acompañado por una mejora sustancial en la distribución de la riqueza. En Ecuador hay otros avances destacables, incluyendo la formalización de su fuerza laboral y una notable reducción en la inseguridad, que es el principal problema que aqueja al ciudadano medio latinoamericano. También hay inversiones importantes en salud, educación y, en general, en mejorar el talento humano a través de programas ambiciosos de becas y desarrollo temprano infantil. En fin, en Ecuador hay una inversión notable en desarrollo de capital humano, y eso se refleja en la reducción de pobreza y pobreza extrema.

¿Cómo aporta el cambio de la matriz energética a la generación de emprendimientos e inversiones internacionales y qué aspectos considera el BID para apoyar al sector energético en el país?

El Cambio de la Matriz Energética es realmente un plan estratégico insignia del Ecuador, que ha conllevado al esfuerzo de invertir en grandes centrales hidroeléctricas y dar impulso a proyectos con energías renovables con el fin de generar energía limpia, además de mejorar la infraestructura de transmisión y distribución de electricidad y ampliar la cobertura del servicio a través de extensiones de redes a comunidades que no tenían electricidad o un servicio eléctrico confiable.

doyle_03

El Cambio de la Matriz Energética incluida en el Plan Nacional del Buen Vivir, es una estrategia ambiciosa que ha logrado grandes beneficios para el país. Nos complace mucho acompañar en este proceso de forma cercana con el apoyo en la construcción de más de 3.000 proyectos individuales de transmisión y distribución dirigidos por el Ministerio de Electricidad y las empresas del sector; aunado al fortalecimiento institucional.

Una cifra que nos gusta citar es el esfuerzo del Ecuador en la reducción de pérdidas eléctricas totales en muy corto plazo, lo que lo destaca en la región. La reducción de estas pérdidas es de 10 puntos porcentuales, del 22% al 12% en 7 años.

¿Qué proyectos apoya, en concentro, el BID en Ecuador?

El BID es la principal fuente de financiamiento multilateral en América Latina y el Caribe, incluido Ecuador. Desde 1959, cuando el país se suscribió al acta constitutiva del BID, financiamos una serie de proyectos individuales y brindamos asistencia técnica para transferencia de tecnología, capacitación y proyectos de conocimiento, que son un eje central de lo que hacemos. En cuanto a proyectos, específicamente, en Ecuador tenemos una cartera de más de USD 3.000 millones en curso. Son 32 proyectos, con una concentración importante en temas de infraestructura y electricidad. También hay proyectos en mejora de servicios al ciudadano, hemos colaborado en infraestructura social, educacional, escuelas del milenio, centro infantiles del buen vivir, centros de salud. Es una cartera muy amplia, que en resumidas cuentas abarca infraestructura eléctrica, agua, capacitación, educación, salud, desarrollo infantil temprano, fortalecimiento de instituciones públicas, etc.

¿Cómo el BID considera aportar en Ecuador en el sector empresarial?

El BID cree firmemente en la importancia de trabajar de la mano con el sector privado y el sector público. El Grupo BID ha movilizado más de US$1000 millones para financiar proyectos privados en Ecuador con recursos propios como de terceros, teniendo actualmente una cartera activa de cerca de US$500 millones. Esa es una cartera muy grande, de la cual no todos son recursos que proveemos directamente, sino que apalancamos con otros financiadores. Nuestras políticas ambientales, sociales y demás, ayudan a que otros inversionistas quieran aportar. Tenemos una gama muy amplia de proyectos con el sector financiero y de agro negocios, que es un eje central de nuestra estrategia con el sector privado. Todo esto pasa por una aplicación rigurosa de políticas ambientales y sociales, pero también por una búsqueda de valor compartido, en donde todos los actores se benefician.

Además de sus productos tradicionales (cacao, rosas, banano, camarón, café…) ¿Ecuador ofrece otros sectores atractivos para inversiones extranjeras?

Sin lugar a dudas. Ecuador es potencia mundial en aquellos productos, y eso nos motiva a seguir trabajando en fortalecerlos cada vez más. Creemos que en cuanto a camarón, cacao, banano, café, hay todavía mucho que crecer, pero también que Ecuador ofrece muchísimo a nivel de asociaciones público-privadas, un área donde hemos colaborado muy de cerca con las autoridades. Hay una serie de proyectos en infraestructura en este tema: proyectos viales, de agua potable. Hay también proyectos en hospitales, puertos, electricidad. En fin, hay una gama muy amplia de proyectos que se están discutiendo y donde vemos gran potencial para inversionistas.

doyle_04El BID aprobó una línea de crédito para el terremoto del 16 de abril. ¿Cómo ha visto la gestión realizada por el país en cuanto a reconstrucción y reactivación económica?

Hemos colaborado de cerca con las autoridades en la respuesta inmediata frente al terremoto, pero también en la posterior rehabilitación y reconstrucción. Por petición del Ministerio de Finanzas, el BID tenía una línea de crédito contingente para este tipo de eventualidades. Esa línea fue instrumentada y se movilizaron recursos inmediatamente. Estuvimos en contacto con las autoridades y, en pocas horas, estuvieron ya disponibles esos recursos, que fueron realmente útiles para financiar los primeros esfuerzos del Gobierno. Ahí se vio, debo decirlo, también una gran solidaridad y responsabilidad de todo el pueblo ecuatoriano, incluyendo a las distintas autoridades en la parte de electricidad, educación, vialidad, subestaciones de electricidad, alberges para damnificados, alimentación, baterías sanitarias, dotación de insumos y equipos médicos, plantas potabilizadores, rehabilitación de sistemas de agua potable. La electricidad se recuperó muy rápido, 25 escuelas semipermanentes  entraron a funcionar casi sin retraso. Hubo un trabajo muy amplio en varios sectores, todos absolutamente prioritarios para el país.

¿Considera que Ecuador ofrece condiciones para nuevas inversiones?

Claro que sí. Existen sectores donde hay actividades muy atractivas para los inversionistas. La nueva política industrial es una herramienta muy interesante que ha lanzado el Gobierno, la cual identifica los sectores con mayores oportunidades para inversionistas locales e internacionales. Definitivamente hay retos, pero siendo el país más megadiverso del mundo por km2, con los puertos de agua profunda que están en curso y con su infraestructura mejorada en los últimos años, se puede afrontarlos. Yo destacaría también la efervescencia y ganas de innovar y hacer cosas del sector privado. En general, Ecuador es un destino con potencialidad para atraer inversión extranjera, y lo he visto en eventos con inversionistas internacionales.